Si dicen dormidos, mejor SOÑANDO











{12 mayo 2010}   :)

Porque no hay nada más bonito que dormir contigo, levantarme por las mañanas y, al irme a trabajar, que me inunde una inmensa pena por haberte dejado sola en ese pequeño espacio que es tan nuestro, en ese creador y realizador de sueños, en ese conciliador de penas, en nuestra cama.
Y cuando pienso que se acerca la hora de volver a casa, resurje la sonrisa perdida, y se me anima el alma, por cosas tan vanas como tomarnos un café, como salir a pasear, como ver la tele tiradas en el sofá y pensar lo que vamos a cenar.
Todo esto, porque tú estás en mi vida, porque hemos llegado a tal punto de confianza, que me siento tan bien contigo como conmigo misma, porque has conseguido que me falte un trocito de corazón cuando respiras lejos de mi, porque si no fuera por ti, la que no respiraría sería yo, porque te quiero y haces que todo sea más fácil, más bonito y mejor.



{6 mayo 2010}   Agobiada.

Agobiada porque todo son dudas, que en un principio no se resuelven, porque estoy cansada de darle mil vueltas a las cosas, y no saber cuando van a llegar a su final, agobiada de ir a todos los sitios sin saber bien lo que quiero, agobiada porque todo se me hace un mundo, aunque sea una simple gota de agua…
Y qué hacer cuando uno está agobiado… mi plan es poner todas las ideas en un papel, saber lo que quiero, buscar salidas o entradas, caminos… lo que sea para llegar al final de un problema que empezó hace tres meses… pero en este momento no me veo capaz, tan solo de quejarme de las ineptitudes de algunos, de las malas mañas de otros, de que no se pueda hacer todo bien desde un principio… no sé hacer otra cosa, y eso también me agobia.
Siento como me destruyo psicológicamente, como me agoto y mi cerebro se empequeñece hasta tal punto que no puede entrar ni una sola idea más, mis neuronas están cada una trabajando con un punto a resolver, y siento que no doy más de mi, necesito otra cabeza pensante… aunque me imagino que sólo serviría para seguir almacenando problemas, y con los que tengo ya hay bastante.

Quiero una solución pronto, y no la encuentro, así que seguiré buscando entre todo este agobio que hay en mi mente.



{22 abril 2010}   Nuevas noticias.

Ante la abstinencia de respuestas por parte de mi compañía, esta semana hemos tomado la medida de contratar un abogado (qué bien suena jaja), dado que nos tomaban por tontos, imaginamos que con ella cambiarán las cosas.
De momento así ha sido, hemos sabido que hasta la fecha, ninguna de las partes ha movido un solo papel, quizás estaban esperando que se cumplieran diversos plazos para que no pudiéramos reclamar nada después, que llevamos las de ganar también lo sabemos, aunque de eso habrá que hablar mucho más adelante.
Poco más nos ha dado tiempo a descubrir, pero por lo menos hemos dado pequeños pasitos, que ya es algo, visto que no teníamos nada de nada, es de agradecer ver un poquito de luz al final del tunel, aunque a veces me desmorone al pensar por qué motivo tenemos que darle trescientas vueltas a todo, con lo fácil que sería hacerlo bien desde el principio… en estos casi tres meses nada no ha salido a la primera, siempre ha habido que buscar mañas diversas para reclamar nada más y nada menos que algo que es tuyo.
Solo espero que vaya saliendo todo poco a poco, y que un día no muy lejano podamos contarlo como anécdota y no como algo que nos sigue dejando noches en vela.



{10 abril 2010}  


Ya tocaba hablar de ti, y hoy es el día, a ver lo que sale 🙂

Son 15 mesecitos juntas, y si nos ponemos a mirar atrás nos encontramos con mil anécdotas, cientos de recuerdos y momentos de los que hemos salido más o menos indemnes, y siempre que los pensamos lo hacemos con una sonrisa, pues a pesar del dolor a veces, hemos aprendido y gracias a eso somos ahora lo que somos.
Pronto se nos presenta una nueva etapa que afrontamos con ilusión, algo de miedo por lo que nos pueda esperar, pero con la esperanza de salvar cualquier problema que podamos tener, y levantarnos si caemos por el camino, a ver si llega prontito y cumplimos uno de esos sueños que parecen tan imposibles, y luego se acaban haciendo realidad.

En fin, solo me queda darte las gracias como siempre, porque cada día que pasa me doy más cuenta de que eres el rumbo que necesitaba mi vida, ese fin que a veces no vemos, y cuando llega, nos sentimos afortunados por tenerlo ahí, eres la templanza, la paciencia, la perseverancia, el ánimo, la fortaleza y todas las cosas que en ocasiones yo no tengo y tú me das, sin esperar nada… y gracias también por devolverme tanto cuando te ofrezco una pequeña parte de mi, te quiero.



{25 marzo 2010}   Un gracias y un adiós.


Hoy al fin se confirmó lo que me temía, mi pequeñajo se va al desguace, así, sin previo aviso, sin merecerlo ni él ni yo.
Ya hablé antes de que quizás es una tontería, pues no deja de ser algo material, pero para mi tiene un significado, un valor… y puede ser que la tonta sea yo.
Me quiero dirigir a él así, de tú a tú porque me resulta más fácil y porque lo considero una parte de mi que se va…
Me has dado tantas cosas, me has llevado a tantos sitios y nos han quedado otros tantos pendientes, que al saber tu destino irremediablemente se ha dolido un poco el mío, fuiste una de mis grandes y primeras ilusiones, mi trabajo materializado en ti, mis ganas… me enseñaste un nueva forma de vivir la vida, conduciendo, esa parte que desconocía de mi misma y de la que tú me abriste la puerta, como esa que tantas veces abrí yo para disfrutar de ti. Por tus asientos han pasado muchas personas, con sus historias y sus recuerdos, con lo bueno y lo malo, incluso alguna vez pagué contigo mi mal humor y me respondiste con la música a todo volúmen y sonando tan bien… como a mi me gustaba, siempre te tuve ahí y es por eso que ahora me faltas tanto, porque sólo puedo tenerte en mi recuerdo y en mis fotos.
Desgraciadamente este suceso inesperado nos ha llevado hasta aquí, a ti a esa soledad de un taller, y a mi a repetirme mil veces por qué pasan estas cosas, y por qué suceden así y no de otra forma, a plantearme una salida asequible, a buscar buscar y buscar no sé qué, pero algo que debo encontrar.
Tan sólo me queda decirte que te echaré de menos compañero, gracias por esos kilómetros llenos de vida que me has brindado, y espero que en tu descanso nunca te olvides de mi, pues yo no lo haré contigo.



{23 marzo 2010}  

Por desgracia la siguiente noticia en todo este culebrón también es mala, o al menos eso parece en un principio, ahora resulta que mi coche puede quedar siniestro total, me resulta casi imposible de creer, pues a simple vista los destrozos no son tantos, chapa, air bags, neumáticos y poco más, pero al parecer al chocar contra la mediana ha tocado motor, caja de cambios y no sé que más, así que vamos por 7000€ sin abrir aún el motor… a mi me dijeron esto y me quedé hecha polvo, mi pequeñajo de año y medio siniestro… parece quizás algo materialista, al fin y al cabo no deja de ser un objeto, pero para mi ha significado tanto… tantas experiencias nuevas, tanta gente, tanto vivido y lo que creía que me quedaba por vivir con él, y de un plumazo se viene todo abajo…
Si encima le sumamos todos los problemas que esto conlleva, más papeles, más peleas… se crea una sensación de desesperación, de pena y de impotencia difícil de describir, parece que nada bueno pueda ocurrir.
Aún así sigo esforzándome en encontrarle el lado positivo, la posibilidad de coche nuevo me ayuda a llevar los días con algo de ilusión, pues continuo de baja hasta el 5 de abril y las horas son casi todas iguales, los problemas son cada vez más y yo solo me encuentro peor, en ánimo y en lo físico.
No me olvido de darte las gracias, porque estás aquí, conmigo, sin que se te pase ningún detalle, pendiente de lo que pueda necesitar, a mi lado, a veces detrás porque estoy tan enfuscada que es complicado seguirme, otras delante para tenderme la mano y enseñarme por donde debo caminar, sin dejar de ser siempre tú… seguimos soñando?



{11 marzo 2010}   Desahogamiento

Por fin señales de vida…
Ha pasado un mes desde aquél día en que los segundos se convirtieron en los más rápidos de mi vida, día en el que todo se vuelve nada y nada se vuelve todo a la vez, un día extraño, aunque a ojos de muchos no significase nada.
Fue un momento, unos pocos instantes en los que se sucedieron miles de sensaciones, las cuales intentaré expresar, para sacarlas de dentro, que ahí me hacen daño.
Me veo envuelta en un humo con olor a quemado, paralizada en medio de dos carriles, en mi coche (mi querido coche), cinturón apretando a tope y mis manos aferradas fuertemente al volante, sólo acierto a mirar a mi alrededor y verte salir, llamar al 112, ver gente que se acerca con el miedo en sus ojos… y solo puedo decir “mierda, nos ha dado”, se mezcla un sentimiento de culpa, quizás por no haber sabido intuirlo, quizás porque tú estuvieses conmigo, un sentimiento de rabia y otro de terror al pensar que podía pasarme algo grave… terror que se disipó cuando a duras penas pude salir del coche y comprobar por mi misma que no me dolía nada, salvo una opresión en el pecho por el cinturón, nada más y nada menos.
Enseguida vi su cara, creo que nunca se me va a olvidar, ese desprecio, esa indiferencia, no sé muy bien como describirlo… pero supe que había sido ella la verdadera culpable de que yo estuviese allí, y no en otra parte donde debía estar, la que había truncado mis planes, por simples que fuesen, quién era ella para hacerlo… no hay respuesta.
Mi siguiente sensación sentada en un bordillo fue la incertidumbre de lo que podía haber pasado, y que afortunadamente no pasó, se me pasaron miles de “y si” por la cabeza: y si no hubieran saltado los air bag, si no hubiera llevado el cinturón, si en vez de así hubiera sido de otra forma… pues posiblemente todo hubiera sido muy diferente, gracias a muchas cosas hoy estoy donde estoy.
Llegó la UVI y me relajé,a la vez que mis músculos comenzaron a enfriarse y a doler: el cuello, una pierna, un brazo… a mi juicio nada grave pero suficiente para avisarme de que debía prestarles ateción. Viajecito al hospital donde me confirmaron un esguince cervical y unas pocas contusiones más, el susto ya había pasado para entonces.

Y tras un mes de miles de papeles, de mucha, mucha mucha rabia por las incompetencias varias que hemos vivido, tras mucho dolor en este cuello maltrecho, parece que la cosa va saliendo hacia delante, llevo una semana de rehabilitación que me está haciendo mucho, un mes de baja que también me está ayudando a descansar tras 8 meses de doblaje y 31 días contigo que es sin duda mi mejor medicina.
Aún hoy cuando me acuerdo me estremezco, porque fue un suceso imprevisto, que alteró mis emociones y me hizo ver las cosas desde otro ángulo, lo típico de que hoy eres, y puede que mañana no, por si acaso no lo tenía ya aprendido.
Y en vez de pensar en lo que pudo y no fue, hoy doy las gracias por lo que fue y las cosas buenas que me trajo, por llevar siempre siempre siempre el cinturón, por no ir volando con el coche, porque tú estuvieras allí, y me ayudaras a salir del coche, a subir a la UVI y a tantas cosas que nos han pasado en este mes, por tener unos padres que son los mejores del mundo, y me han ayudado con todos los papeles, burocracia y a desplegar todo un abanico de sentimientos que si te los guardas, al final duelen, por tener un hermano que sabe lo que se siente, por tener otro que está lejos, pero a la vez muy cerca, y me deja a su perro para que me entretenga (:)), por tener una familia política genial, que hace que se me pasen rapidísimos los fines de semana y espere ansiosa que llegue el siguiente para estar con ellos y con Luna, que ya hasta me tiene respeto.

En fin, cada una de las cosas que suceden en la vida tienen un motivo, aunque a veces no nos guste tal motivo o nos parezca que podía haber sido mejor otro,y no ese, pero lo mejor de todo es aprender y pensar que todo tiene una parte buena, aunque esté muy bien escondida… es divertido jugar a encontrarla…



{31 diciembre 2009}   Un año más :D

Pues aunque parezca mentira, he sobrevivido a este intenso año, lleno de muchas cosas buenas y otras tantas no tan buenas, pero al menos a día de hoy no estamos de hospitales, aunque si con un trancazo para no perder la costumbre 🙂
Me quedo con todo lo aprendido en estos 12 meses, que son muchas cosas, demasiadas para mi gusto, algunas ha sido a base de marrones, otras con mucho esfuerzo, y otras simplemente han venido sutilmente, y me han aportado algo, hay para todos los gustos.
Quizás lo mejor es que tú sigues aquí, nos ha costado lo nuestro, pero se nos encendió la lucecita en el momento adecuado y aquí estamos, en “nuestro” piso, viviendo cada día como si fuese el último, esquivando las malas rachas y a veces saltando aposta hacia el abismo para ver qué pasa, gracias por este año y por buscar mis cosas buenas en los sitios más escondidos de mi ser.
Y para aquellos que me han defraudado, o he querido quitar de mi vida… también me habeis ayudado, al menos a saber que no teníais lugar en mi mundo.



{29 diciembre 2009}   Cosas de enfermeras.

LA LEY DE MURPHY PARA ENFERMER@S

1. La vena buena siempre está en el otro brazo.

2. Cualquier vendaje que se haya cortado con anticipación, resultará pequeño.

3. Existen dos tipos de esparadrapo, el que no se pega y el que no se
puede despegar.

4. Cualquier respiro en su trabajo coincidirá con una urgencia
inesperada de algún paciente.

5. Todo el mundo quiere un calmante al mismo tiempo.

6. Todos los que no quisieron un calmante cuando usted los repartió,
lo querrán cuando está tomando el café.

7. Si no está segura de la dosis que se recetó y no lo comprueba,
administrará la dosis equivocada.

8. Si lo comprueba, la dosis que iba a administrar era la correcta.

9. Vaya mal lo que vaya mal, siempre habrá una colega suya que se lo imaginaba.

10. Una buena enfermera es más importante que un médico.

11. No permita que los médicos sepan que usted sabe más que ellos.

12. Pase lo que pase, aparentemente siempre fue premeditado.

MANDAMIENTOS ENFERMER@S

Los 10 mandamientos enfermeros:

1. Amarás el modelo de Virginia Henderson sobre todas las cosas

2. No dirás el nombre de Florence Nightingale en falso

3. Purgarás los sueros

4.. No reencapucharás

5. No harás curas con guantes impuros

6. Devolverás el esparadrapo. No te harás tu propio botiquín

7. Honrarás a los 5 correctos

8. No te inventarás falsas tensiones ni pulsos

9. No sondarás por el orificio incorrecto

10. Criticarás a los médicos por encima de todas las cosas.



{22 diciembre 2009}   Érase una vez…

… un 18 de Junio, cuando Laura recibió una llamada del Hospital General de Albacete (alias CHUA), la primera de una nueva etapa… contenía aquella voz un contrato en la primera, no duraría mucho le dijeron, y fue verdad, pues un 10 de Julio decidió incorporarse aquella mujer, que quiso no alargar más aquellos días de intenso doblaje. Y cuando Laura pensó que aquella era su suerte, volvió a sonar su teléfono un 15 de Julio, con la misma voz conocida de antes, ofreciendo un nuevo contrato, esta vez en la sexta, que a día de hoy sigue sufriendo en su piel y en su mente.

Son 6 meses de horas interminables, donde la compañía de sus pacientes llenan el tiempo, y la esperanza de un futuro al menos, un poco más vacío es la ilusión de cada día…
Le aterroriza mirar cada planilla, cada mes, despertarse cada mañana con la misma inercia, el mismo presente que ya cansa y cala en cada hueso, como el frío más húmedo. Los días pasan con más o menos rapidez, sin pensarlo demasiado, hasta que llega uno de esos en los que piensa que no puede más, que necesita un respiro, unos minutos sin responsabilidad ninguna, sin palabras que decir, sin nada que hacer… solo ver pasar el tiempo… aunque resulte paradójico, nunca tiene tiempo de ver el tiempo correr…

Cuando Laura hace balance, se ve más madura, más precisa en su trabajo, pero también más cansada, un poco más vieja, malherida como en una guerra, llena de anécdotas pero vacía de su intimidad, de su soledad, de ella misma…

Puedo mirarlo de dos formas… 6 meses perdidos… o 6 meses vencidos…



et cetera